Pasar al contenido principal
x

Muro con aspilleras del Castillo de Monells

Identificador
17901_01_001
Tipo
Formato
Fecha
Cobertura
41.970000, 3.000000
Idioma
Autor
Ana Victoria Paul Martínez
Colaboradores
Sin información
Edificio (Relación)

Castillo de Monells

Localidad
Monells
Municipio
Cruïlles, Monells i Sant Sadurni de l' Heura
Provincia
Girona
Comunidad
cata
País
España
Ubicación

Castillo de Monells

Descripción

Castillo de Monells

 

Los pocos vestigios que perduran del castillo de Monells se encuentran en el barrio “del castell”, y especialmente en un pequeño montículo situado al Sur del pueblo, en la ribera derecha del río Rissec. Este túmulo, que actualmente hace la función de mirador ajardinado, se emplaza muy cercano a la carretera que lleva hacia Cruïlles, por donde se puede acceder desde Corçà por la GIV-6702, que enlaza con la carretera comarcal C-66, que va de Girona a Palamós.

 

El castro de Munels está documentado en el año 1102, cuando se trasladó a sus proximidades un mercado anteriormente celebrado en el vecindario de Anyells, en la vecina Corçà, según acuerdo del conde Ramon Berenguer III de Barcelona y el señor de Monells Ramon Otger. De éste dependía una jurisdicción propia que limitaba con el señorío de Sant Sadurní de l’Heura y con el castillo de Cruïlles. Al Raimundus Augerii de Munels mencionado le sucedió su hijo Ramon de Monells, y a este su primogénito Ramon de Palau, que fue vizconde de Bas por correspondencia matrimonial. El señorío pasó en 1247 a Sibil·la de Palau, esposa del conde Hug V de Empúries, y luego en 1302 quedó incorporado a la corona, para ser vendido en 1420 al linaje Senesterra, dominándolo hasta el siglo xvi. A partir de finales del siglo xviii, la importancia de Monells y de su mercado declina, iniciándose un largo proceso de ruina del castillo.

 

Del primitivo castillo quedan unos vestigios a los pies del mencionado túmulo ajardinado, que se resumen en un fragmento de muro de entre 2 y 2’5 m de alto y de 15 a20 m de largo, y en los cimientos de una construcción turriforme de planta rectangular. El lienzo de muralla, que parece funcionar como muro de contención del montículo donde anteriormente se emplazaba la fortaleza, presenta una hilada de aspilleras sobre un aparato de sillería de piedra arenisca, dispuesta de forma mínimamente regular; podría pertenecer a una obra de los siglos xi o xii. Al Este del muro hay la base de una torre levantada con sillería regular de mayor tamaño, y, por su tipología, parece haber sido construida durante los siglos xii o xiii. Durante unas prospecciones arqueológicas, realizadas en el lugar en 1999, se hallaron escombros pertenecientes al derrumbamiento de las estructuras internas del castillo: un relleno de piedras, tejas, cal, cerámica gris medieval y algún fragmento vidriado.

 

Según la documentación, el castillo estaba dotado de una capilla donde la nobleza oficiaba las misas. Ésta, fundada en 1234 por Ramon de Palau, consta que se encontraba en ruinas en 1733.

 

Texto y foto: ANA VICTORIA PAUL MARTÍNEZ

 

 

Bibliografía

 

Castells Catalans, Els, 1967-1979, II, pp. 675-681; Catalunya Romànica, 1989, VIII, pp. 302-304; Mallorquí Garcia, E., 1999, pp. 35-54; Marquès i Planagumà, J. M., 1996a, pp. 35-67; Marquès i Suriñach, J., 2002, pp. 78-99; Montalbán i Martínez, C., 2000, pp. 265-266.